ARANCELES PERU 2010

Recientemente, un fallo del Tribunal Constitucional elevo la tasa arancelaria para el cemento a 9%. Huelga decir que la medida sienta un precedente catastrófico. Esto debido a que las modificaciones al arancel tienen consecuencias directas sobre los precios, la inversión, e inclusive el valor del dólar.

Justamente debido a que la política arancelaria tiene importantes consecuencias para el país, es que su manejo debe recaer en el Ejecutivo. Mas concretamente el Ministerio de Economía y Finanzas. Veamos como nos afecta el arancel.

En el corto plazo, una subida del arancel eleva los precios de la producción nacional. Es decir, en el caso del cemento, eleva sus precios. Favoreciendo al productor nacional.

Cualquier elevación de precios afecta también al consumidor. Porque con el mismo ingreso ( o remuneración) compra menos. Su ingreso real en términos del bien encarecido, cae.

Una subida del arancel beneficia a empresarios y perjudica a consumidores. Mas claro ni el agua.

En el largo plazo, un arancel alto genera industrias no competitivas. Porque justamente, al amparase el empresario en el arancel, queda fuera de la competencia internacional. Sus precios son muy altos para competir.

Habría sin embargo una variante perniciosa del mercantilismo. Se ampara en el mercado local, cobra caro en el país. Pero cuando sale con sus excedentes al exterior, costea variable. Y resulta que el cemento peruano en Chile es más barato que en su país de origen. Y encima se acoge al Draw-Back, o devolución de impuestos. Negocio redondo.

La inversión también se ve afectada. Porque en lugar de ubicarse en sectores competitivos, se aloja en sectores protegidos por el arancel. Y orientados al mercado local. Pregunta: luego de donde salen las divisas para los insumos de esas industrias? La respuesta nos la dio la historia en los 80’s, salen en casos desesperados, de las cuentas en dólares de los sufridos ahorristas.

Finalmente, un arancel alto baja el nivel de importaciones de consumo. Pues estas se hacen mas caras. Y con ello, se reduce la demanda del billete verde. No hay que ser economista para concluir que ello baja el precio del dólar. Y afecta a los exportadores.

Conclusión: la política arancelaria puede perjudicar a muchos y beneficiar a unos cuantos. Por ello su manejo debe estar en manos expertas. El TC no tiene ni idea (no tiene porque tenerla, su materia es proteger la Constitucion) de las consecuencias de su fallo sobre el cemento. Zapatero, a tus zapatos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s