CRISIS DE DISTRIBUCION, CRISIS DE REPRESENTATIVIDAD

Nadie combate la libertad; La libertad ha existido siempre,
pero unas veces como privilegio de algunos,
otras veces como derecho de todos.”
Karl Marx

Humala and Fujimori“<

Esta breve nota trata de explicar porque un tercio de los peruanos votaron por el anti-sistema. No se trata de Humala. Igual podría haber sido otro. Se trata de pensar en porque la sierra, y en particular la sierra sur (Arequipa incluida), vota por destruir el sistema y con ello, al país llamado Peru.
Hasta donde he investigado, hay dos razones por las cuales la sierra centro-sur quiere un cambio drástico en el sistema. El primero, la crisis distributiva; el segundo, la crisis de representación. Veamos el primero,
CRISIS DISTRIBUTIVA
La crisis distributiva, hablando en cristiano, significa que la riqueza generada en los últimos veinte años se ha concentrado. No se ha extendido parejo al interior del país y a los estratos mas bajos de la población.
Porque? La respuesta es simple: el mercado no puede asignar recursos a quienes están fuera de el.
Y desde mis años de universitario hasta ahora, podemos seguir hablando de la economía rural alto andina, de autoconsumo, que no accede al mercado y ni siquiera esta monetizada. Como van a llegarle los ingresos que el mercado produce si estas poblaciones están al margen de el? La solución era es y será: el estado y ahora los gobiernos locales deben encargarse de articular a estas comunidades con el mercado.
Pero el estado peruano, esta probado, esta dislocado (y la regionalización lo disloco mas), es ineficiente, y además corrupto. La preocupación del estado hasta ahora no fue titular y darle acceso al mercado a las comunidades. Fue repartir el botín, y para que no se mueran los pobres serranitos, su frazada y punto.
La política de estado para con nuestras comunidades andinas fue asistencialismo. Y en su mejor época (le duela a quien le duela) crear infraestructura básica, durante el gobierno de Fujimori.
En las ciudades, la marginación de la riqueza se dio de otra forma: los salarios reales se estancaron. Y con la venia del Congreso, se desmantelaron los pocos derechos del trabajador. Mientras el crecimiento se aceleraba además, (y esto es una tara del modelo de mercado, Marx lo previo), las trasnacionales demandaban mas personal. Pero como son intensivas en capital, solo los mejor preparados, los que hablan ingles, y los que tienen un título universitario están en la fila. El resto de candidatos al tacho.
Exclusión Urbana se llama esto. Y genera los índices de apoyo al candidato anti-sistema en las ciudades.
Así las cosas, esta claro que capitalizar el desencanto de los marginados por el sistema es relativamente fácil. Solo basta con ponerse camiseta roja, juntarse con los remanentes de Sendero (Patria Roja), y prometer que todo lo avanzado se ira al tacho. Además que a todos les lloverán pensiones del cielo, menos a los malvados inversionistas extranjeros, especialmente si son chilenos.
Una campaña que moviliza la negación y los odios atávicos, hacia una nación hermana, hacia un sistema e inclusive hacia la captura de Atahualpa, es casi talibán. Pero el Peru fue justamente el país que produjo el terrorismo mas sangriento de todos: Sendero. Los talibanes al lado de las matanzas de los 80s, son niños de pecho.
CRISIS DE REPRESENTACION
La crisis de representación la venimos viviendo desde los años 90, cuando un chinito desconocido (Alberto Fujimori) le gano las elecciones a Vargas Llosa. Era el voto por el “outsider”. El voto anti sistema, pero muy finamente canalizado por Fujimori. Traumas de nuestro laureado Nobel aparte, el no representaba las inquietudes de las mayorías. Por ello perdió estrepitosamente. Y cerró con broche de oro la era de los partidos en el Peru.
Al momento, no hay un solo partido que represente una corriente de opinión, menos de pensamiento. Volvimos a los caudillos: Viva Pierola Caracho!. Se vota por caudillos, que además ahora deben ser magnificados por el mundo mediático. Photshop y maquillaje para la TV, y un buen manejo de prensa son mas eficaces que cualquier montonera de antaño.
Y la regionalización agravo las cosas. Porque en las “regiones” (lease provincias) ya ni siquiera hay caudillismo puro. Es caciquismo el que se da. Caciques locales que gracias al dinero propio o ajeno se aúpan por sobre la multitud y consiguen el ampuloso titulo de Presidente de la Región Paltaspampa. Y se prenden de los recursos además del canon que pagan las empresas por trabajar en “su” región. Cobran grueso, de las multinacionales, sin embargo están en contra de todos los proyectos (es el eterno dualismo del cacique, que se debate entre las demandas de su pueblo, y el apoyo al extranjero que le paga).
Así como no hay lógica ni menos estrategia a nivel del interior, tampoco la hay a nivel nacional. Hay contradicciones entre lo capitalino y lo provinciano. Entre lo nacional y lo “regional”. Según Marx estas contradicciones mutarían hacia una nueva y mejorada síntesis (dialéctica hegeliana). Pero este proceso puede cargarse a la democracia representativa.
Sistema que sinceramente tampoco está hecho para el Peru. Lo sería si el voto se restringiera por lo menos a quienes quieren votar realmente (voto libre), además de probar mínimo educación secundaria ( y esto a estas alturas ya es pedir poquísimo).
Con un voto libre y mínimamente educado, tendríamos representatividad. Que los analfabetos no votarían? Es que ya no hay, o no debería haber analfabetos. Y la educación secundaria es lo mínimo, considerando que nuestro hermano Chile se fija como meta tener cero analfabetismo digital . Sorry pues, desde Atenas la democracia que funciona es voluntaria y se accede al voto previos requisitos minimos.
Si nos venden sufragio universal, a la mala, eso no es democracia. Es cualquier cosa, menos democracia.
Y si a eso le agregamos la falta de representatividad de los partidos “nacionales” y el caciquismo (que vive según un laberinto de trueques, en los que siempre pierden las arcas públicas), a este país le falta poco para caer en el caos.
Por eso se cayo la Bolsa, por eso ahora el Peru Emergente vuelve a la categoría de Republica Cocalera, en las mentes del mundo civilizado.
CONCLUSION
Tenemos que titular e integrar al mercado a las economías rurales alto andinas. Y apoyarlas con infraestructura básica, educación y salud (el Estado de Hobbes nada mas). Solo una fracción de lo perdido en corrupción bastaría y sobraría.
Y tenemos que ir hacia un sistema que depure los partidos anacrónicos, vía una reforma del sistema político. Esto implica modernizar el sistema Congresal.
Y dar urgente marcha atrás o congelar la regionalización. Hay presupuestos y recursos increíblemente no gastados, por su magnitud, a pesar de las francachelas de los gobiernos regionales. Obvio, van a organizar bloqueos y paros, pero se necesita del estado una respuesta fuerte, sensata, pero fuerte.
Pero tenemos que actuar rápido. Cinco años se van en un minuto y si García “el Bueno” no postula, tendremos otra vez al espectro de la negación amenazando nuestro futuro, y el de nuestros hijos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s