VENDER CON LOS CINCO SENTIDOS

Gran parte de la labor de ventas y marketing es suministrar información. Al pensar en ello tomemos siempre en cuenta las diferentes maneras en que recibimos esa información. Es un error pensar que leer o escuchar son las dos únicas formas en que la información es recibida y almacenada por nuestra mente.  En realidad recibimos y procesamos información y estímulos con nuestros cinco sentidos. Hagamos un breve recuento,

  1. El oído:   uno de los canales en que el lenguaje expresa conceptos, hace preguntas y a través de ellos, y persuade.  Cabe destacar lo importante que es el tipo de voz, la velocidad con que uno se expresa, y el tono que usamos.  Porque bien manejadas, estas tres variables hacen de la palabra hablada una experiencia poderosa.
  2. La vista: todos confiamos en gran medida en nuestros ojos para comunicarnos. La propia mirada, y su intensidad y enfoque de hecho son una manera de comunicarse. Y además tenemos un rango muy amplio de elementos y medios. Desde colores, y formas, hasta como mencionamos, la propia mirada, en una conversación cara a cara.
  3. El olfato: Cuando pasamos por el área de cosmética de una tienda por departamentos, lo más probable es que una  promotora nos ofrezca rociarnos con una fragancia. ¿Porque las compañías de perfumería de alta gama usan tantos recursos en la prueba de producto? Pues porque saben que nuestra mente va a recordar la fragancia mucho después de haber olvidado el guion de ventas o el bello envase de una marca.
  4. El sabor: todas las papilas gustativas se comunican directamente con nuestro cerebro. Si otro día pasamos por el supermercado y nos ofrecen probar una nueva marca de vino, ¿no estamos acaso tentados de probarlo? Cada bodega de vino, así como toda la industria de bebidas y alimentación saben lo dominante que puede ser en nuestra memoria el recuerdo de un nuevo sabor para disfrutar. Por ello el uso de muestras.
  5. El tacto: ahora volvamos con la imaginación a una tienda por departamentos y encontremos esa prenda que buscamos. ¿No es uno de los gustos, antes y después de comprada la prenda, sentir su textura en nuestra piel? La textura y el tacto con que esta se percibe son una vía de comunicación importante también.

Como en las modernas teorías de enseñanza – aprendizaje,  nuestra labor de comunicar debe emplear de ser posible los cinco sentidos. O si esto último no es viable, al menos una inteligente combinación de la mayoría de ellos.  Otra vez volvamos a la cava del autoservicio y a la prueba de una nueva marca de vino.

Vinos

Si el evento esta bien diseñado, el display de los vinos, el guion de ventas, el uniforme y la capacitación que haya recibido la promotora,  pueden lograr no solo ventas altas, sino ese awareness que todos queremos.

Porque una prueba de vino puede desplegar el aroma, sabor,  cuerpo, y color de esta noble bebida. Y remitirnos al viñedo y a las barricas de roble, con el guion de ventas. Hasta convencernos de quedarnos con una o dos botellas de esa nueva y esplendida marca.

De esta manera, nos aseguramos de lograr una comunicación completa,  fuerte, y (una vez mas) memorable.

Juan Carlos Seminario

@Jc_seminario

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s